22 septiembre 2007

Reflexiones Sobre Sinónimos


Para todo escritor es indispensable tener a su vera un buen diccionario de sinónimos; por lo menos en mi caso es así.
Uno de estos días, hablando de este tema con una amiga poeta, compartimos pensamientos acerca de su uso y llegamos a la misma conclusión: no existe el sinónimo perfecto, cada palabra es "única en su especie" y lleva inherentes unas connotaciones propias inimitables.
No es lo mismo por ejemplo "ver" (parece indicar una actitud pasiva), que "observar" (indica implicación y premeditación) o "notar" (algo sale de lo corriente y destaca de lo demás).
No es lo mismo "acompañar" (aporta calidez y cercanía) que "escoltar"(un significado más rígido, nos da la idea de precaución por alguna causa).
Y que decir de los múltiples sinónimos que definen a ese animal cuadrúpedo de color rosa, ante cuyas rollizas patas es difícil quedarse indiferente; el cerdo.
De decir "eres un cochino" a decir "eres un puerco" la fortaleza del insulto se eleva varios grados.... sólo basta ver la cara del receptor del epíteto...

3 comentarios:

el nombre... dijo...

totalmente de acuerdo con vos!

hay palabras que no son transferibles, porque justamente nos evocan algo de recuerdos, o sentires ligados a ella, o simplemente la connotación más o menos fuerte, áspera, dulce o amable que tiene en su uso habitual...

en éso estriba creo el "escritor", encuentra la palabra exacta que nos transporta a su mundo...

un beos

Dédalus dijo...

Cada palabra, como dice El Nombre, arrastra consigo una evocación, nos recuerda algo que en ella hemos ido labrando con su uso. Las palabras están vivas: hadas o putas, nos acunan, nos habitan, nos encarcelan...
Pero también es un auténtico gozo jugar con ellas y con sus significados. Tienen ese don, son esa y otras maravillas. Nos cautivan y liberan, nos engrandecen y arrinconan.

Besos y felicidades por tu valiosa reflexión.

Ismael Valero dijo...

Por eso existen los escritores excelsos: porque usan con precisión suiza términos que para el resto son intercambiables.