10 agosto 2007

Sé Que Pertenezco Al Mundo De Los Raritos....





















¡Qué le vamos hacer!. Soy una enamorada de los libros. Una pervertida por la tinta negra impresa, deseosa de conocer otros mundos abiertos a mi ansioso escrutinio por autores dispuestos a compartir sus elucubraciones mentales con el resto de la humanidad.

Quiero que me intriguen, quiero que azoten mi curiosidad; mantenerme enganchada siendo fiel hasta la última página.

Luego el ciclo empezará de nuevo.

Sospecharé. Me emocionaré. Lloraré. Me enfadaré. Reiré. Y sólo tengo que pasar la vista por hojas llenas de letras; mi cerebro y el del autor hacen el resto.

Colisiono. Es normal. Hay gustos para todo.

- Yo no leo ficción – me dicen. – Para que leer sobre gente que no existe y con la que no estoy de acuerdo, porque no piensan lo mismo que yo.

Me quedo sin palabras.

-¿Qué te haría ilusión? – me preguntan.

-¡Estanterías para libros! – respondo rauda. Porque una de mis ilusiones es ver todos mis libros en estanterías competentes.

Y vuelvo a notar esa mirada. Esa mirada reservada para la gente fantasiosa de poco seso. ¿Hay por ahí alguien más de mi planeta?

4 comentarios:

argonauta33 dijo...

¡Pero si los raros son los otros!

sombras dijo...

Chissst! ¡pero no se lo podemos decir!. El descubrir que ellos son los raros los desequilibraría. Su mente empírica y exclusivamente racional se bloquearía. Sin embargo, nosotros ya estamos acostumbrados y lucimos la etiqueta, como si tal cosa.....

argonauta33 dijo...

Una mente empírica también puede soñar... (Estoy susurrando). Tienes razón: Hay que lucir la etiqueta.
Un saludo.

Viuda de Tantamount dijo...

Sombras...no creas, los raros...son los otros¡¡¡

B x C