20 agosto 2007

Sorpresa, sorpresa


La noticia tiene tiempo, pero siempre provoca una sonrisa cuando se lee.

Se trata del denominado “bromista del arte”, dedicado a colocar piezas falsas entre las verdaderas exhibidas en las galerías más importantes – y por tanto se consideran las mejor protegidas - de Inglaterra.

La broma a la que se refiere el artículo, fue la de colocar una piedra, supuestamente pintada por un hombre primitivo, representando el ritual de caza.

Si no ando equivocada, las últimas tendencias de los expertos dedicados al tema, opinan que esa clase de pinturas las realizaba el hombre en las cuevas con fines religiosos y espirituales, para atraer los animales y lograr el éxito en la caza.

Pues este peculiar hombre primitivo pintado en la piedra dispone de ayuda extra en su expedición: al animal ya lo han alcanzado las flechas y el hombre va corriendo apurado en su búsqueda........con un carrito de la compra.

Ahora reflexiono.

Increíble colocar la piedra sin ser detectado ni por los guardias, ni visitantes, ni cámaras de seguridad (suponiendo el gran valor y antigüedad de las obras mostradas).

Aunque hace algunos años, cuando tuve la oportunidad de visitar el Museo Británico, me asombró la accesibilidad de las piezas, en concreto la de una piedra Rosseta manoseada por un grupo de estudiantes.

¿Pero no es más increíble aún, la permanencia de la piedra en la pared del museo durante días sin que nadie lo notase?.

El volumen diario de visitantes del museo provenientes de todo el mundo es sumamente considerable, y digo yo; por muy poco que este uno versado en arte, se provenga de la EGB o de la ESO o de sistemas equivalentes del resto de países, vamos, es vox populi que los cavernícolas no disponían de carritos de la compra....

La verdad es que si hubiera colocado la piedra en una galería de arte moderno hubiera “colado” perfectamente y, todavía, (tengo miedo), surgiría algún avispado hablando de la pureza de las líneas y de la crítica a la sociedad consumista.....

Desde luego, hay para escribir un libro.

“Hombre primitivo camino del supermercado”

2 comentarios:

Viuda de Tantamount dijo...

En Arco, algun programa de cachondeito hizo algo similar...y colo entre epertos¡¡

En el fondo..me parece increible y divertido el pasatiempos del inglés.

B X C

difuntotantamount dijo...

Un italiano lleva 20 años enviando cartas con sellos falsos que él mismo hace, con motivos como aniversario de la camorra, políticos corruptos y bromas de todo tipo. El año pasado puso a la venta su colección de varios miles de sellos y le han dado una pasta.