01 noviembre 2009

¿Y tú en qué trabajas?



Hace tiempo, hablé sobre trabajos relativamente raros; raros porque no son los más conocidos y ahora hay demanda. Unos porque son nuevos, como empleados de casino, y otros porque no hay muchos que estén dispuestos a hacerlos, como "desnudar" a las ovejas de su lana.

Pero me he encontrado con una lista de empleos realmente poco comunes. Estoy segura de que quienes los desarrollan, se pasan el día explicando en que consiste su trabajo cada vez que les pregunten a qué se dedican. Estos son algunos:

Catador de olores: pues eso, huele todo lo que se le ponga por delante. Imaginad cuantas axilas hay que oler para ver si funciona un desodorante o no...

Sexador de pollitos: este me costaría adivinar en que consiste realmente. Pues en separar a toda velocidad los pollos machos de las hembras, pero cuando han salido no hace mucho del cascarón.

De adultos no tiene ninguna ciencia; lo podría hacer cualquiera.

Medidor de pechos de modelos: sin comentarios. Este trabajo no veo que esconda mucho misterio. No creo que plantee dudas sobre en qué consiste: ahora sí, al que se dedicase a ello, lo iban a freir a preguntas...

Catador de alimentos para perros: viendo lo que nos dan a los humanos, tiemblo de pensar en lo que darán a los perros... Y digo yo: ¿es qué un humano sabe lo que le resulta "rico" a un perro? Porque por lo menos en cuestión de olores, somos bien dispares; a mí por lo menos el olor de una farola y todo lo que conlleva, jamás me atrajo...

Pulidor de monedas: lo que se hace en este trabajo lo comprendo, pero para quién trabaja no. ¿Para el tio Gilito y descendientes?

18 comentarios:

Adolfo Payés dijo...

Excelente post.. pues de verdad que de trabajos extraños hay mucho..

Gracias por compartirlo..


Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos..

Que tenga una muy buena semana...

La Gata Coqueta dijo...

Realmente si hay trabajos extraños, los dos que más me han llamado la atención son el catador de olores ya me dirás tu...todo no van a ser catalogar la fragancia de los perfumes digo yo...

Y el xesador de pollitos, cuando son una simple bolita de algodones con pico y patas, creeme que tiene su ciencia, para un experto por supuesto que no, pero para los no entendidos la cosa ya es diferente.

Para eso ser médico de muñecas es mas singular por lo curioso, pero sin riesgo aparente.

Que tengas un día bonito donde la positividad ejerza sus dones...

Un besín

Muackkkk
Muackkkkkk

José María dijo...

Sí que son curiosas algunas profesiones. Hace unos días oi a un señor que quería montar un criadero de caracoles en una finca que tiene en Galicia; me llamó la atención la idea, porque me costaría mucho acabar con un plato de caracoles.
Un abrazo

AMYLOIS dijo...

Que lindo el olor a farola...jijiji

Belén dijo...

Yo hasta hace bien poco no sabía lo que era un fresador... menos mal que ahora si, porque quedaba de idiota por los menos!

Besicos

alfaro dijo...

Pulidor de monedas, no lo sabía y lo de los perros tampoco..., exigirán gusto perruno o algo así...
Un abrazo.

seo dijo...

aggggggg hay quien prueba la comid de perros?????? que asco por dios

Espérame en Siberia dijo...

Jajajaja, creo que ese de los pollitos es el más raro de todos. Porque el catador de comida para perros más que raro es desagradable, digo yo.

Y creo que faltaron algunos a la lista. Porque de seguro hay empleos mucho más bizarros que estamos dejando de lado. Es que el ingenio de los humanos no tiene límites.

Muá.

BELMAR dijo...






"C'est faux dire: je pense: on devrait dire on me pense."


("Es falso decir: yo pienso; deberíamos decir: alguien me piensa.")

Arthur Rimbaud

Isabel dijo...

Lo de "catador de olores" y pulidor de monedas, no lo había oido jamás.¿Has oido hablar de los "dobladores de calles?, pues esos son los albañiles que rematan las esquinas. Un beso

Forget dijo...

Muy bueno

Sombras Chinescas dijo...

Los sexadores de pollos son una casta aparte; los que conozco son coreanos y guardan su secreto con más celo que la fórmula de la coca-cola, y sólo es transmitido de padres a hijos. Y, por cierto, cobran unos sueldos propios de astros del balompié.

Saludos.

Shanty dijo...

Pues te digo que además de curioso, resultó muy divertido, ja, ja. Le pones gracias al asunto.

Cambiando de tema: Por tener varios blogs ¿Has tenido problemas con blogger? Yo ya no sé cómo manejar los míos, haz de caso que estuvieran con virus y sé que no es así. Espero tu comentario, gracias.

Abrazos.

manu dijo...

bueno el de catador de olores puede trabajar para empresas de desodorantes y decirles: "si, me gusta"..."no, me parece que hay que darle un poco más de aroma primaveral con un toque de uva"....un genio! toda una empresa depende de él!


salutes!
atte. manu

Shanty dijo...

Te agradezco mucho tu respuesta. Ya van dos que me dicen que no hay problemas. No, los míos sí son serios, ojalá fueran esas dos cositas que me mencionas. Creo que tendré que poner cuentas diferentes. Seguiré investigando y muchas gracias nuevamente.

Besos.

Hada Saltarina dijo...

Una vez más lo has conseguido: ¡¡¡ma has hecho reir!!! El problema de algunos trabajos es qué cuentan los niños a sus compañeros en la escuela sobre a qué se dedican sus progenitores: los pobres se exponen mucho si revelan la naturaleza de ciertos campos laborales, la verdad.

Muchos besos

Maria Jesús dijo...

desconocía que existieran trabajos así...

Antón Abad dijo...

En estos días me dedico a desbrozar, pero tras haber descubierto huevos de caracoles al hacerlo, me estoy planteando hacer lo mismo que el conocido de uno de los comentaristas, criar caracoles. Tanto ellos como los huevos, son materia gastronómica. Eso sí, soy muy voluble, así que si sabe de alguna plaza en lo de medidor de bustos modélicos, le ruego me avise.