14 julio 2008

Historias Monotemáticas


Conservación entre letras.

Acaricias con respeto un libro antiguo.
Es de medicina, fechado en el siglo XVI. Pasas los dedos delicadamente por su vieja superficie, deteriorada por todas las manos anónimas que acariciaron sus páginas en busca de ayuda.

Te recreas imaginando los elevados pensamientos que pasarían por la mente de los estudiantes a lo largo de los años mientras lo ojeaban.
¿Pensarían en la responsabilidad que implicaba sus estudios y las vidas humanas que salvarían en un futuro? ¿O soñarían con hallar la cura para alguna enfermedad?
Son curiosidades sin resolver; imposible saber hoy en día que pasaba por sus mentes.

Lo abres con curiosidad. Y entre sus páginas te llevas la sorpresa.
Descubres bruscamente a que dedicaban el pensamiento. Y desde luego, eran pensamientos "elevados".
"Viejo mundo", como diría Don Camilo, personaje entrañable de Guareschi.

Hasta donde llega la publicidad en las campañas electorales.

Atención que tengo la respuesta: hasta los lugares más insospechados y recónditos del ser humano... La prueba: condones estampados con la imágen de Obama o de McCain.
Estos norteamericanos, sus geniales ideas y la manía de llevar sus ídolos a todas partes...
Porque señores, al parecer, el fabricante tiene el permiso.

Imaginad ahora la misma situación en España con el presidente y el líder de la oposición. La libido por los suelos, oye.


Alternativa al chocolate y el café.

Estamos en la era de los productos multifunción, multivitaminas, multiusos... y algunos australianos han descubierto por si mismos, sin campañas publicitarias, sin científicos que lo avalen, sin tan siquiera por haberlo oído a sus abuelas de generación en generación... que los condones de sabores dan un regustillo muy sabroso a la leche.

Lo de si engordan como el chocolate o si estresan como el café, aún no hay estudios que lo confirmen. Pero en este mundo capitalista todo es posible.


Sufridas sí; tontas no.

Y es que la modernidad ataca dónde menos te lo esperas, en los sitios más increíbles. Las mujeres de una aldea de Nepal envían condones a sus maridos que trabajan en el extranjero.

Fijaos bien. Repito: mujeres de una aldea del Nepal.

Y el trabajo que ha costado - y que a algunos (as) aún les cuesta - vencer la timidez y comprar condones en la farmacia o en el supermercado del barrio...

Campaña con segundas


¡¡Lo que quieren estos señores es asegurarse de que sus clientes no fallezcan antes de terminar de pagar la hipoteca!!

Nota: aparte de las bromas; toda iniciativa para mejorar la calidad de la vida humana, luchar contra el Sida, etc, merece el mayor de los respetos.

15 comentarios:

La Gata Coqueta dijo...

Eso es lo mejor, los de los bancos no quieren que les desfallezcan en el intento...ja jajaajajajjjjjjj

Pasate por mi casita, tengo una sorpresa para ti.

Recibe un caluroso y efusivo abrazo de esta que escribe.

Sombras Chinescas dijo...

Lo que en realidad significaba lo del banco es que te joden, eso sí, con todas las precaudiones del mundo.

Saludos.

»-(¯`v´¯)-»Ceci»-(¯`v´¯)-» dijo...

Jaja! es verdad lo que escribió Sombras chinescas...

Muy buena la historia... Hay que tomar conciencia de las enfermedades que existen y ser precavidos... no cuesta nada, solamente hay que quererse un poquito más...

Te dejo un abrazo!!!

Sibyla dijo...

Me ha sorprendido la historia de las mujeres de una aldea de Nepal, mandan preservativos a sus maridos que trabajan fuera...es como aceptar que los van a usar , pero no con ellas...y para asegurarse que no vuelvan a casa con algún hijo extra matrimonial?. Qué fuerte!!!

Un abrazo Sombras!:)

Dédalus dijo...

Has sabido sacarle partido al dichoso condón, no cabe duda. Lo triste de todo es que, pese a las campañas y a todas las apologías de la prevención, el preservativo aún sigue teniendo muy poco éxito entre las poblaciones de mayor riesgo: adolescentes, principalmente. Tienen la patética convicción de que la píldora del día de después les terminará salvando... y eso demuestra el nivel de información que hay por ahí y lo que, de boca en boca, circula.

Besos, Emejota.

Laura dijo...

Me encanta lo de las mujeres de la aldea en Nepal, ellas están claras, espero que también usen sus respectivos condones en la ausencia de sus maridos.
Ya que si el marido puede tener placer sexual con otra que no sea su mujer, entonces me imagino que las mujeres lo pueden tener con otros que no sean sus maridos.jajajajajajajaja!

Un abrazo

Sergio dijo...

Asi es como dice Laura, si ellos pueden ellas también, ¿o no es así?

Esta medio curioso todo.

Saludos

Perséfone dijo...

Es todo un mundo. Existen campañas espectaculares sobre la protección contra el SIDA.

Aunque quizás en el caso de lso bancos es un poco tonto ¿A quién el dejarán sus hipotecas los cientes si no tienen hijos?

Me encantó la entrada. Muy fresca y distentida.

Un abrazo.

Bolero dijo...

Lo de las mujeres del Nepal, una bomba
Si es q las mujeres siempre hemos tocado la realidad con toda la geta
Las señoras estas del Nepal espero que estén haciendo un buen y gustoso uso de los condones en su pueblo

MUAKKKKKKKKKKKKKKKKKK

Mary dijo...

;)

WAW
ME SORPRENDI CONLA HISTORIA DE LAS MUJERES DE NEPAL.
MUY BUENO¡
BESOS.

Shanty dijo...

Me gusta que tus temas sean analíticos.
Con respecto a las enfermedades, considero que la concientización de los Rs. es muy importante, así como la responsabilidad personal.
Un beso,
Shanty

AMYLOIS dijo...

jajaja, que bueno!!! En definitiva, prevención.

buscando mi lugar dijo...

Muy fuerte que las mujeres regalen a sus maridos... En su situación es normal en parte, mejor que que vuelvan con alguna sorpresita.

AdR dijo...

Sí que son precavidas y nada celosas las mujeres de esa aldea de Nepal.

Besos

alejandra_writer dijo...

que osada esa gente y sus condones, lo del banco es para que los clientes no tengan hijos en quienes gastar el dinero que debne pagar de la hipoteca jajajajaja..